Nieves de mis amores

Otro Sí: y al ver volar un árbol malentendido resucitaron mis ganas de escribar. El Árbol se llamaba Feliz y las golondrinas siempre regresaron; a aquellas cenizas del árbol que quemamos. Mas polvo no fueron pues estaban enamorados,, por fin.

Continue reading

Follow by Email
YouTube
Instagram