Si no fuera por esos ratillos

Quisiera que mi corazón
fuera la horma de tu sonrisa;
fuera una tarde de brisa
en la playa de tu razón.

Y quisiera serlo
sin pretenderlo,
natural y desarmado
por la izquierda
te repito
que un buen rato
es un buen rato.

Y si no lo fuera…
¡Qué le vamos a hacer!
será que a la diosa Fortuna
no le pareció bien.

Y es que
un buen rato
es un buen rato.

¡Ooolé!

Ismael R.G.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »