1 Reply on “Misteriosos oídos – Miguel de Unamuno

  1. Yo el otro día predique a un desierto. A un corazón que aparentemente se seco en horas. Creo que mis palabras se perdieron y mas con el rechazo contundente del día de hoy. Si, su propuesta es ética. Por que la voz de su corazón no es mas flexible? Es tan cobarde ese corazón que prefiere extinguir esa posibilidad, que dar una oportunidad, con tal de lograr la evitación del sentir. Yo no soy ella. Dígame señor guru, usted cree que mis palabras se han perdido? Yo he hablado y escrito desde mi corazón. Creo en estos momentos que la honestidad esta subdevaluada. Me podría dar la oportunidad de saber que usted con su inteligencia valora mas la acción a corto plazo, que el miedo que pudo sentir una persona. No duele tanto sentirse ignorada, como el hecho de no poder ser escuchada y hablar como personas civilizadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »